La técnica de la comida congelada.

En los inicios del siglo XX, el estadounidense Clarence Birdseye, observó durante sus labores en Canadá, que los aldeanos mantenían sus alimentos intactos gracias a las altas temperaturas. 

Clarence Birdseye cambió la forma de ver la preservación de los alimentos, conservando intacto el valor nutritivo de las comidas por mucho mas tiempo, una idea optada en los hogares y restaurantes que manejan gran cantidad de alimentos almacenados.
Anteriormente, la comida congelada se obtenía gracias a que esta se dejaba a bajas temperaturas, este método no agradaba a muchas personas por los cambios que dejaba en los alimentos, como la textura, el sabor y el color.
Después de 1925, Birdseye generó un nuevo método de congelación, aunque no tenía mucho dinero para llevar a cabo su idea en una compañía, en 1929, una empresa de correo compró su idea; esta no fue tan pronto reconocida ya a muchas personas no les generaba confianza las comida congelada por su calidad y costos. Otro de los inconvenientes era la falta de refrigeradores en los transportes, negocio y en la casa.
Hasta muchos años después, la idea de la congelación y obtener comida rápida tuvo éxito, la técnica consiste en congelar alimentos de manera independiente a temperaturas extremas, el método mas usado era presionar los alimentos envasados con dos placas de metal a 13 grados bajo cero. A partir de la congelación rápida, se patentaron otras ideas como el tipo de papel y varios métodos de enfriamiento, todo con el propósito de mantener los alimentos intactos y frescos al descongelar.
Hoy en día se pueden encontrar en el mercado gran variedad de comida congelada, entre ellos están las carnes, las verduras, pescados y comidas preparadas como pasabocas, empanadas, pasta, etc.